Prevención de riesgos laborales en las actividades de limpieza profesional

El sector de actividades industriales de limpieza vive en los últimos años una gran expansión y se debe a que muchas empresas, en lugar de asumir la limpieza de sus instalaciones con personal propio, tienden cada vez más a contratarla con empresas externas especializadas.

En las actividades de la limpieza industrial incluyen las siguientes:

  • Limpieza interior de todo tipo de edificios, incluidas oficinas, fábricas, comercios, edificios de organismos públicos y otros establecimientos empresariales y profesionales, así como edificios residenciales.
  • Limpieza de cristales.
  • Limpieza de chimeneas, hogares de chimenea, hornos, incineradoras, calderas, conductos de ventilación y extractores de aire.
  • Limpieza de trenes, autobuses, aviones y otros medios de transporte.
  • Servicios de desinfección, desratización y desinsectación de edificios, barcos, trenes, etc.

Entre las empresas de limpieza se pueden distinguir tres grandes grupos, en función del grado de complejidad de los trabajos que realizan y de los clientes a los que se dirigen:

Empresas que trabajan en instalaciones donde se requieren tareas de limpieza especializadas y complejas, como hospitales e instalaciones industriales.

Empresas que llevan a cabo trabajos para clientes que requieren un grado medio de especialización: parques temáticos, parques empresariales, etc.

Empresas que llevan a cabo trabajos poco especializados: limpieza de oficinas, de colegios o de edificios de viviendas

La mayoría de las empresas de limpieza son poco especializadas y de pequeño tamaño. Mientras que el 78% de las empresas tiene una plantilla inferior a 10 empleados, sólo el 6% cuenta con 50 o más empleados.

Un porcentaje alto de los accidentes se deben a sobreesfuerzos físicos y caídas, además, estas causas de accidente se dan con mayor frecuencia que en el sector servicios y en la totalidad de sectores.

Esto es lógico si se tiene en cuenta que las tareas que se llevan a cabo son de tipo manual e implican frecuentemente el trabajo en altura.

Las empresas de limpieza intervienen en todo tipo de edificios y actividades, desde edificios de viviendas o de oficinas hasta una gran diversidad de industrias. o servicios que, a su vez, tienen sus riesgos específicos.

Antes de iniciar los trabajos para un cliente, se deberán visitar todos los centros de trabajo donde se vayan a prestar los servicios. Entre la empresa de limpieza y el cliente se deben fijar los siguientes puntos:

  • Descripción de los trabajos a efectuar, precisando aquéllos particularmente peligrosos, y procedimientos de trabajo aplicables.
  • Riesgos existentes en las instalaciones del cliente y normas de seguridad y medidas preventivas aplicables.
  • Instalaciones necesarias para la empresa de limpieza: tomas de electricidad (tensión, potencia), tomas de agua, locales para almacenar equipos de trabajo y productos, vestuarios, lugares para evacuar agua sucia y residuos, etc.

 

¿Quienes somos?

Proteja su patrimonio, nos hacemos completamente responsables de nuestro personal.

Boletín informativo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49

Certificaciones