Importancia de la limpieza industrial y sus tipos más comunes

La limpieza de fábricas y naves, es realmente necesaria para asegurar el cuidado de la maquinaria de los procesos industriales y todas sus piezas. Cuanto mejor y más en profundidad sea la limpieza, más durarán las maquinas, ahorrando así dinero y mejorando los procesos de producción y las ganancias de la compañía.

Las condiciones de trabajo de una fábrica no son las mismas condiciones que se encuentran en una oficina. El trabajo con máquinas siempre será más perjudicial para los trabajadores. Así, la limpieza de almacenes influye en el ambiente laboral de los trabajadores y genera unas condiciones positivas para ellos. Se trata de lugares en los que hay un alto índice de riesgo laboral y se requiere una prevención en riesgos laborales previa.

Para asegurar la seguridad y la higiene en naves y fábricas se requiere hacer una prevención de riesgos diseñada por un profesional de la materia. Las empresas de limpieza de almacenes industriales suelen contar con esos servicios. Para ello se tiene que evaluar los efectos de la maquinaría en la salud de los trabajadores y posteriormente seleccionar la maquinaria o la tecnología que menor riesgo tenga sobre el trabajador.

Características generales de la limpieza de naves y fábricas:

  • En general de la limpieza de espacios industriales, conlleva dos procesos: limpieza y desinfección.
  • Las fábricas y los lugares de trabajo tienen que cumplir con un mínimo de condiciones higiénicas a través de la limpieza.
  • Los productos de limpieza suelen ser el cloro industrial, el tricloro, los desinfectantes, multiusos y desengrasantes.
  • Algunas fábricas cuentan con equipos con hidrolavadoras y aspiradoras.
  • La limpieza de espacios industriales requiere una planificación previa para poder asegurar su correcta realización.
  • No puede afectar a la producción de la nave o fábrica.

Nombraremos los tipos más comunes de la limpieza industrial:

Limpieza manual:

Es el método más simple ya que no requiere de equipamiento técnico, puesto que se lleva a cabo con ayuda de cepillos o paños. Sin embargo, la exposición de los trabajadores a agentes químicos es mucho mayor que con una limpieza automatizada, por lo que cada vez se utiliza menos a nivel industrial.

La temperatura de aplicación no debe exceder los 45ºC y el tiempo de contacto es adaptable y depende de la adhesión de la suciedad.

Este método de limpieza es práctico sólo en los casos en los que hay que limpiar pocas piezas cada vez, o bien cuando las limpiezas son tan grandes y pesadas que la limpieza por inmersión no resulta posible. Por otra parte, las concentraciones de trabajo del agente de limpieza son más altas que las utilizadas en las limpiezas por inmersión o aspersión y generalmente, el agente de limpieza no se recupera después de su uso.

Limpieza por inmersión o remojo

Es el método de limpieza más versátil, particularmente se utiliza para la limpieza de piezas con formas irregulares, configuraciones cilíndricas y tubulares o cajas que no se puedan limpiar adecuadamente utilizando sistemas de aspersión.

Las formas de aplicación de éste método pueden variar desde la inmersión manual de una pieza, agitación de una cesta conteniendo varias piezas en una cuba de inmersión a temperatura ambiente, hasta instalaciones altamente automatizadas operando a temperaturas elevadas con agitación controlada.

Limpieza con espuma

El detergente se pulveriza sobre la superficie del local o del equipo a limpiar, a veces difíciles de acceder, en forma de espuma.

La espuma debe adherirse a las paredes durante el tiempo necesario que le permita atacar a la suciedad, no debe secarse y su eliminación se realizará con un simple enjuagado. El tiempo de aplicación es del orden de 20 minutos.

Limpieza por aspersión

Este tipo de limpieza, ya sea con aspersores móviles o fijos, se utiliza para la limpieza de cisternas, recipientes o envases, y superficies como los suelos, pudiendo variar la presión. Los tiempos de contacto son muy cortos, pero esto se compensa por el efecto mecánico debido a la presión y a la presencia de agentes tensioactivos muy mojantes y poco espumantes.

En general, cuanta más alta es la presión de aspersión, mayores son las fuerzas mecánicas que actúan sobre la superficie metálica para eliminar la suciedad. Estos efectos mecánicos son especialmente importantes para la eliminación de partículas insolubles como polvo, partículas metálicas pequeñas o carbonilla.

Limpieza in situ

Se utiliza para la limpieza de conducciones, cañerías, tanques y sistemas de filtración que no se pueden desarmar. Su principal ventaja es que la limpieza se realiza sin necesidad de desarmar la pieza o sistema. Para una limpieza efectiva el agente limpiador debe circular lentamente a través de las piezas, al menos durante una hora y media, aunque este proceso puede tomar varias horas en caso de sistemas de grandes dimensiones.

Normalmente se suele hacer un lavado inicial con agua, seguido de la circulación de uno o dos productos detergentes (con un enjuagado intermedio en el caso de que se utilicen dos productos), un enjuagado para eliminar los restos del último detergente, una etapa de desinfección y un enjuagado final. El proceso es totalmente automático y necesita cubas de almacenamiento de diversas soluciones, un sistema de dosificación y un sistema de reposición automática de las soluciones ya utilizadas.

 

¿Quienes somos?

Proteja su patrimonio, nos hacemos completamente responsables de nuestro personal.

Boletín informativo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114

Certificaciones