Sanitización y desinfección industrial para eliminación de infestaciones dañinas en ambientes laborales – 1ra. Parte

Dentro de un decente programa de limpieza y sanitización industrial, es fundamental que haya planeación y ejecución en el control de plagas, ya sea contra infestaciones de insectos que resulten un problema para las áreas de producción y almacenamiento, así como en la eliminación de microrganismos en edificios de oficinas, que sean muy perjudiciales para las vías respiratorias, como los ácaros de polvo. No tener cuidado con esto, podría llevar a un ausentismo laboral importante, nada benéfico para la economía empresarial.

Es verdad que resulta un tanto complicado realizar un diagnóstico, para saber qué tan dañino es este microorganismo dentro de un ambiente laboral. Por ello, es esencial determinar los alérgenos que estén estrechamente relacionados con los ácaros, y así, adoptar las medidas necesarias para la desinfección de oficinas, que lleven a un final, a estos alérgenos tan molestos.

Para tener un buen control ambiental dentro de naves industriales y complejo de oficinas, lo primero es sacar estadísticas, de cuántos trabajadores son afectados por alergias, para así tener noción del origen de esas condiciones; las encuestas deben ir enfocadas a esa situación. Luego, vienen los análisis inmunoquímicos, para discernir el impacto y extensión de los microorganismos dañinos en general. Luego, se culmina monitoreando y controlando el ambiente, para poder hacer una valoración eficaz de las medidas de saneamiento adoptadas. Estos son pasos fundamentales para tener un servicio de desinfección empresarial adecuado.

Determinar la pureza del aire con el monitoreo de climatización sana y la sanitización industrial

La filtración de partículas dañinas, incluidos los ácaros de polvo, se dará solo mediante los sistemas de aire acondicionado, y purificadores de aire en buen estado. Después de todo, los filtros son los encargados de capturar a los alérgenos, y medir la concentración de estos, mostrando el peligro real ambiental que se está suscitando en un complejo laboral. Lo ideal es que los componentes filtradores, sean capaces de capturar altas concentraciones contaminantes, pero a su vez, disipar hacia exteriores, pequeños volúmenes, para poder examinar detenidamente los diámetros aerodinámicos y la cantidad de estos.

En la actualidad, los mecanismos de climatización avanzados con filtros de alta capacidad, tienen la tecnología para detectar automáticamente a todas esas partículas dañinas y microorganismos contaminantes, que pueden estar esparcidos en un ambiente laboral, sacando así, de manera automatizada, la cantidad y tamaño de estos agentes patógenos y alérgenos, determinando las áreas de trabajo más susceptibles.

En ese sentido, al poseer esa información precisa, no solo se podrá planear la mejor opción de climatizadores para las zonas de trabajo, sino también, gestionar y ejecutar correctamente, los programas de servicios de sanitización y desinfección industrial. Implicando periodos, tipo de máquinas o dispositivos a usar, así como las soluciones desinfectantes químicas u orgánicas, idóneas para la limpieza profunda empresarial.

Medidas de prevención para evitar ácaros de polvo dentro de áreas laborales

Los síntomas provendrán de la concentración de estos microorganismos en el ambiente, aunque a veces podría ser subjetivo y hasta ambiguo, porque es posible que haya trabajadores más susceptibles a estos agentes. Como sea, normalmente y de forma general, existen niveles mínimos de exposición para control contaminante. Además, existirán otros factores que impidan una observación más precisa del daño, como el humo de cigarro, personas asmáticas y con afecciones crónicas, así como contaminantes provenientes de exteriores.

Humedad. Para ayudar a prevenir, es necesario tener un control de la humedad, asegurando que las áreas estén por debajo del 50% de saturación atmosférica. Este tal vez sea el factor más preponderante en la supervivencia de los ácaros.

Temperatura. Es posible que aumentando la misma, ayude a la eliminación de estos microorganismos, cuidando de no fomentar otras fuentes de contaminación, como las esporas de moho.

Ventilación y limpieza. Mediante la obtención de aire puro con sistemas mecánicos o naturales, se evita en gran medida la exacerbación de enfermedades alérgicas. Asimismo, la sanitización y desinfección empresarial e industrial, es la práctica más eficaz para la eliminación completa de estos agentes alérgenos, y su peligrosa aglomeración.

 

¿Quienes somos?

Proteja su patrimonio, nos hacemos completamente responsables de nuestro personal.

Boletín informativo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114

Certificaciones