Sanitización y desinfección empresarial con procesos o tipos de limpiezas especiales

Un programa para limpiar, sanitizar y desinfectar un área de trabajo en particular, requiere de pautas específicas para saber qué hacer, en dónde y cómo. Si se descuida el orden de la planeación, es posible que no se haga una buena limpieza, es decir, no es recomendable trapear después de barrer, ¿cierto? Ya proyectándolo a un nivel más profesionalizado, si se emplea algún nebulizador industrial o mecanismo para desinfectar, no va a servir si por lo menos no se quitan objetos que estén estorbando, para llegar a los puntos más difíciles.

Por lo regular, existen dos tipos de limpieza mecánica. Limpiar de manera generalizada, para remover suciedad superficialmente, por medio de rastrillos, escobas, entre otros. Por otro lado, está la desinfección industrial, que emplea procesos minuciosos, con ayuda de la presión de agua y soluciones detergentes.

De acuerdo a especialistas, para realizar una sanitización empresarial más efectiva, será necesario que el polvo, estiércol y cualquier otro tipo de basura, se deba remover mecánicamente después de haber aplicado un mix de solución desinfectante con agua, para así evitar una propagación de gérmenes y bacterias por la tierra esparcida por el viento.

Asimismo, hay que saber la clase de sanitizantes químicos que se pueden usar, para la remoción de basura y desechos en general. Por ejemplo, están los halógenos, que suelen emplear yodo y cloro para la desinfección industrial y doméstica de superficies, con un alcance de rango muy amplio; no por nada también se usan para cuestiones médicas y quirúrgicas, y hasta en la potabilización del agua.

Los alcalinos son agentes de limpieza profunda industrial bastante satisfactorios. Por un lado, a través de la cal, se pueden sanitizar las superficies con presencia de excrementos, asegurando una erradicación total de esporas incluyendo las del moho; excelente para eliminar olores extraños e incómodos. Otro alcalino muy fuerte, es el carbonato de sodio, que funge como un virucida, capaz de desinfectar instalaciones con amenazas de brotes virulentos. Lo mismo hace la sosa cáustica, que es muy usada para sanitización de oficinas y naves industriales, después de que las mismas instalaciones, hayan tenido brotes infecciosos, como el COVID-19; generalmente su nivel de exposición del desinfectante, debe tomar horas.

Los ácidos son excelentes para desinfectar equipo instrumental en laboratorios, así como sus superficies, equipos y todo lo que rodea. Por ejemplo, el ácido cítrico, a pesar de no remover esporas, sigue siendo muy buen bactericida, cuya exposición es más de una hora. El cítrico es más trabajado para las instalaciones, mientras que su homólogo acético, es más minucioso para la limpieza profunda de utensilios y herramientas. Otros ácidos a base de boro y clorhídricos, son especialistas para la desinfección industrial de superficies e instalaciones, eso se debe a que son perfectos bactericidas y antisépticos. Por último pero no menos importante, se pueden contar con sanitizantes orgánicos con componentes cítricos. Excelentes microbicidas útiles para sanitizar naves industriales, almacenes y áreas de producción con todo y sus equipos o sistemas. Incluso, son muy utilizados para zonas de granjeo y limpieza de animales.

Como recomendación especial, hay que tener extrema precaución con los ácidos a base de benzal, ya que resultan muy tóxicos; se debe limitar su utilización. Otro producto que es demasiado corrosivo para metales y pintura en superficies, es el carbonato de sodio y la sosa cáustica; quizás por eso, en esta última solución, se recomienda diluirla en vinagre para neutralizar sus efectos corrosivos.

Para el correcto uso de estas soluciones, se debe pedir la guía y consejo de especialistas en servicios de limpieza industrial, que sepan emplear equipos específicos, para la sanitización empresarial que se precisa en todo momento, invariablemente de los servicios de planta que se tienen. Es posible que algunos de los químicos utilizados, tengan instrucciones especiales de uso, donde implique una seguridad industrial, y más en compañías del rubro alimentario, cuyos equipos deben tratarse de la mejor forma posible, para no originar una contaminación interna, que ponga en riesgo los procesos productivos y eventualmente, a fuertes demandas riesgosas para cualquier sector de la industria.

 

¿Quienes somos?

Proteja su patrimonio, nos hacemos completamente responsables de nuestro personal.

Boletín informativo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30
  • 31
  • 32
  • 33
  • 34
  • 35
  • 36
  • 37
  • 38
  • 39
  • 40
  • 41
  • 42
  • 43
  • 44
  • 45
  • 46
  • 47
  • 48
  • 49
  • 50
  • 51
  • 52
  • 53
  • 54
  • 55
  • 56
  • 57
  • 58
  • 59
  • 60
  • 61
  • 62
  • 63
  • 64
  • 65
  • 66
  • 67
  • 68
  • 69
  • 70
  • 71
  • 72
  • 73
  • 74
  • 75
  • 76
  • 77
  • 78
  • 79
  • 80
  • 81
  • 82
  • 83
  • 84
  • 85
  • 86
  • 87
  • 88
  • 89
  • 90
  • 91
  • 92
  • 93
  • 94
  • 95
  • 96
  • 97
  • 98
  • 99
  • 100
  • 101
  • 102
  • 103
  • 104
  • 105
  • 106
  • 107
  • 108
  • 109
  • 110
  • 111
  • 112
  • 113
  • 114

Certificaciones