La importancia de las áreas verdes en el diseño urbano.

 además de promover el equilibrio ambiental y a darle plusvalía a la vivienda. El diseño de las áreas verdes, la selección de las especies vegetales que se utilizan, la ubicación de los árboles y arbustos, son algunos de los elementos indispensables para contar con un paisaje atractivo, ordenado, eficiente en el uso del agua y sicológicamente reconfortante

Nuestro país enfrenta una época de rápidos cambios en muchos aspectos sociales, tecnológicos, económicos, políticos y de transformación frente a la globalización. La aglomeración en las comunidades urbanas se incrementa y la estructura de las ciudades queda sujeta a severas transformaciones. La demanda de vivienda urbana se pone de manifiesto a través de conceptos de ubicación, interacción, circulación y accesibilidad, así como los de distribución y movimientos de la población. Esta vivienda urbana se extiende sobre los campos y los bosques, y son justamente estas áreas verdes los actores más marginados en el desarrollo, no de manera voluntaria sino como el resultado de nuestras prácticas sociales.

El incremento de la población y los modelos de crecimiento actuales, siempre en pos de la modernización y el mejoramiento de la calidad de vida, parecen estar divorciados con la idea de convivir armónicamente con nuestro entorno natural

Las areas verdes son fundamentales para la vida, son las plantas las únicas capaces de inyectar oxígeno a la atmosfera, elemento vital para la raza humana. Las plantas disminuyen el bioxido de carbono (CO2), evitan la erosion, mejoran el clima y, aun así, el ritmo de desaparicion de las areas verdes es rapido. Sea por que la sociedad no logra concientizarse, sea por que las prioridades a corto plazo siempre son otras, el problema se profundiza y se agrava dia con dia.

Las áreas verdes tienen valores tangibles e intangibles para el ser humano y las otras formas de vida; son sin duda, uno de los pilares más fuertes del ecosistema.

El propósito central de esta guía es explicar brevemente los fundamentos, la selección y el manejo de las áreas verdes; con la finalidad de que los desarrollos habitacionales actuales y futuros sean compatibles con el lugar donde están construidos y con su gente, en resumen, con la totalidad de su medio ambiente.

Aquí se vislumbran soluciones reales a corto y mediano plazo. Una de ellas es trabajar para impulsar la toma de conciencia y de acciones decididas para lograr substituir la vieja fórmula de construcción = desarrollo = devastación de áreas verdes por la de construcción + áreas verdes = desarrollo.

Para lograr este desarrollo, se deberá contar con la participación comunitaria, las autoridades, los desarroll0ador0es e inversionistas, los técnicos y profesionistas en una relación estrecha y activa para lograr con éxito la arborización de casas y desarrollos, calles y barrios, colonias y ciudades. Su tarea se centra en fomentar que las plantas se siembren, vivan y perduren tal y como lo hacen en su medio natural. Esto se logrará con buenos diseños, buenas plantaciones y buenas especies, con consensos y voluntades, compromisos y retos, en suma, educando y planeando cada vez más y mejor.

LOS BENEFICIOS QUE APORTAN LAS ÁREAS VERDES, PLANTAS Y ÁRBOLES

Anclan el suelo con sus raíces.

El sistema radicular de los vegetales se desarrolla paulatinamente y al ir creciendo y engrosando, las raíces ejercen presión contra el suelo anclándolo. Con sus variadas y generosas formas y sus incontables patrones de distribución, las raíces forman una red viva que amarra el suelo. Esta condición evita deslaves y avalanchas de lodo en terrenos con pendientes pronunciadas e incluso casi verticales.

Amortiguan la lluvia.

Las frondas y superficies con hojas son flexibles por lo que amortiguan el golpe de la lluvia, logrando frenarla y encausándola para que deslice suavemente hasta llegar al suelo. Al amortiguarse el impacto de la lluvia se abate la erosión y se protege al suelo superficial.

Dan Sombra.

Los árboles y arbustos, principalmente los grandes, tienen una copa diseñada para captar la luz solar y al extenderse sombrean el piso, causando bienestar en un día soleado y protegiendo la fauna, la flora inferior, al hombre y sus bienes.

Reducen la velocidad del viento.

Es cierto que no detienen un huracán, pero su presencia resta velocidad al viento y a las tormentas, disipando su fuerza y mejorando el ambiente.

Filtran los vientos. 

Las partes aéreas de las plantas están diseñadas para que el aire pase a través de ellas filtrando esporas y polen, además de los polvos, cenizas, humos y demás impurezas que arrastra el viento.

Abaten el ruido.

El tejido vegetal amortigua el impacto de las ondas sonoras en carreteras, calles, parques y zonas industriales. Plantados en arreglos especiales alineados o en grupos, las cortinas de árboles abaten el ruido entre 6 y 10 decibeles.

Absorben el bióxido de carbono que contamina la atmósfera.

A través de la fotosíntesis, las hojas atrapan el bióxido de carbono de la atmósfera y lo convierten en oxígeno puro (en su etapa diurna), enriqueciendo y limpiando el aire que respiramos. Se estima que una hectárea con árboles sanos y vigorosos produce suficiente oxígeno para 40 habitantes de la ciudad, aunque apenas consume el bióxido de carbono que genera la carburación de un coche.

Revaloran la propiedad residencial.

Una casa con jardín siempre será más atractiva. Buenos diseños de áreas verdes, ordenados y planeados, plantas manejadas apropiadamente, elevan el valor de las propiedades. Vegetales sembrados como barreras además de evitar el viento y el ruido, dan privacidad, organizan el espacio y dan seguridad a la propiedad.

Ahorran energía eléctrica.

Los árboles bien ubicados alrededor de la casa filtran el aire cálido y lo refrescan al cruzar su copa, sombrean paredes, patios, techos y ventanas, bajando los costos del aire acondicionado cuando el clima es cálido. Si el clima es frío, las frondas, que están llenas de aire, generan una capa térmica alrededor de las construcciones aumentando así algunos grados, que ahorran costo en calentadores.

Regulan el clima.

A nivel global los bosques reducen el calentamiento de la atmósfera y regulan el clima de la tierra. En las ciudades, la pérdida de superficies verdes eleva las temperaturas y la evaporación del suelo y altera la presión atmosférica desorganizando el clima que les circunscribe. La falta de áreas verdes suficientes en varios cuadros de la ciudad provoca que las islas de calor sean más severas. Las temperaturas en las calles del centro de la ciudad en primavera y verano pueden tener en promedio hasta de 3 ºC más que los parques y alamedas de la ciudad.

Se encuentran disponibles sin discriminación.

Los espacios verdes deben estar disponibles paratodos los residentes urbanos sin discriminación de ningún tipo. Por ejemplo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda 9 m2 de espacio verde por habitante1, estar en contacto con la naturaleza en caminatas de 15 minutos u otra forma de convivencia.

Minimizan los impactos de la urbanización.

El arbolado urbano y las áreas verdes tienen una correlación directa en los beneficios ambientales para los ciudadanos, logran un equilibrio entre lo natural y lo artificial, propiciando ecosistemas urbanos equilibrados.

Recreación física y mental.

Los espacios verdes son uno de los principales sitios para recreación en la mayoría de las ciudades por lo que deben estar a una distancia de viaje accesible y tener los atractivos adecuados según la edad, capacidades e intereses de los usuarios.

El valor educativo.

Hay varias formas en que las áreas verdes educan; una de ellas es diseñar éstas como jardines botánicos, zoológicos, senderos naturistas o lugares con restos de vegetación nativa. El disfrutar y cuidar los parques y las áreas verdes proporciona oportunidades educacionales para aprender sobre el ambiente y los procesos naturales, además de sensibilizar sobre la importancia de las plantas en nuestro planeta.

Salud.

Aunque resulte difícil cuantificar los beneficios en la salud, algunos resultan evidentes como la disminución de las enfermedades respiratorias debido a las mejoras en la calidad del aire. Hay investigaciones donde se ha demostrado que los pacientes que convalecen en hospitales se recuperan más rápido cuando están en cuartos con vistas hacia los árboles y escenarios al aire libre. Quizás menos evidente, pero también comprobable, es el hecho que reducen el estrés, mejoran la salud mental y física y, aumentan la productividad del trabajador, al contribuir con un ambiente estéticamente placentero y relajante.

Empleo.

La existencia de áreas verdes, así como los nuevos proyectos, conllevan una serie de actividades, algunas temporales y otras permanentes, como preparación del espacio, manejo, mantenimiento, plantación, etc. que son fuentes de empleo.

Identidad.

Tomar en cuenta los aspectos socioculturales es trascendental para un buen diseño de las áreas verdes. Las áreas verdes ligan el clima y el ambiente con la realidad social y cultural de las personas que viven y conviven en ellas; son reflejo de la gente que los vive; son parte de la forma en que los habitantes perciben y sienten su barrio y su ciudad; es por ello que los parques y jardines desarrollan su carácter e individualidad, en una palabra, forman parte de la identidad urbana.

En SACSA tenemos clara conciencia de lo que implica el desarrollo de las áreas verdes en el diseño urbano, contamos con personal capacitado para implementar las plantas adecuadas al contexto, es importante saber que depende mucho del lugar y del recurso que se necesita para su mantenimiento es el tipo de planta que podemos ubicar en su jardín.

¿Quienes somos?

Proteja su patrimonio, nos hacemos completamente responsables de nuestro personal.

Boletín informativo

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Datos de contacto

SACSA Servicios de Limpieza

Dirección: Niño Artillero No. 240-A Int. 2 Col. Víveros   C.P. 78290 San Luis Potosí, S.L.P. México

Telefono: +(444) 128.49.99

Fax: +(444) 128.88.55

Email: gerencia@sacsaclean.com